¿Deberíamos optar por unos Pactos de Familia?

Los Pactos de Familia en la empresa familiar se utilizan para regular la sucesión y/o algunas de las reglas que deben regir la relación familia-empresa-propiedad. Después de leer esto, imagino que os estaréis preguntando qué es lo que diferencia entonces a los Pactos de Familia del tan conocido y alabado Protocolo Familiar.

Por un lado, se distinguen por el contenido y por el número de cuestiones que se van a regular. En unos Pactos de Familia solo pueden tratarse dos o tres de todos los aspectos que recoge un Protocolo Familiar completo. Además, los temas que se regularán siempre serán preocupaciones reales e inmediatas que ya estén afectando a la familia.

Por otro lado, también se diferencian por los casos en que se utilizan. A continuación, os explicaré cuando es más adecuado apostar por los Pactos de Familia en la empresa familiar.

Cuando conviene optar por los Pactos de Familia en la empresa familiar

  • Los Pactos de Familia son un instrumento apropiado para aquellas empresas familiares más pequeñas y que tienen una menor complejidad. Estas familias no necesitan regular todos los aspectos que abarca un Protocolo Familiar completo, por lo que apostar por unos Pactos de Familia en los que, como hemos visto, solo se regulan dos o tres aspectos, será más adecuado.
  • En ocasiones, el ciclo vital en que se encuentran la familia y la empresa también puede hacer más recomendable optar por los Pactos de Familia en la empresa familiar, una alternativa más simple. El motivo es que en las primeras generaciones a menudo no existe ni preocupación ni necesidad de regular determinados aspectos.
  • Por último, también son recomendables para aquellas familias que se encuentran en una situación de mucha tensión. En estos casos las familias no pueden pensar en las normas para regular situaciones futuras, sino que necesitan regular las preocupaciones reales e inmediatas que les están afectando en ese momento. Esto a la vez ya les servirá para marcar el camino para resolver futuras dificultades. Más adelante es posible incorporar a los Pactos de Familia los aspectos que no se regularon inicialmente u optar por realizar un Protocolo Familiar completo. 

Si todavía albergáis dudas sobre si deberíais optar por los Pactos de Familia en la empresa familiar, en lugar de por un Protocolo Familiar, os recomiendo consultarlo con un experto especializado en empresa familiar que os pueda asesorar en este tema de manera objetiva y conociendo a fondo vuestras situación familiar y empresarial.



2 comentarios

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Family Business Solutions.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad