Saber podar el árbol en la empresa familiar

Por podar el árbol en la empresa familiar se entiende aquel proceso por el que algunas familias empresarias, ya en generaciones avanzadas y con un número elevado de accionistas, intentan concentrar las acciones en menos ramas familiares. Esto se traduce en que la propia empresa o algunos familiares, compran las acciones de los que desean separarse.

El símbolo por excelencia en la empresa familiar es un árbol longevo, que representa la continuidad, la unión de las diferentes ramas, el haber pasado por diferentes etapas de crecimiento y también el haber superado momentos difíciles.
Por ello, podar el árbol en la empresa familiar a priori puede parecer que va en contra del valor fundamental de mantener la familia unida. Sin embargo, la poda del árbol muchas veces acaba siendo un factor clave para salvar la familia y también la empresa.

La importancia de saber podar el árbol en la empresa familiar

Con el paso de las generaciones y con el aumento de accionistas familiares, cada vez es más difícil mantener la visión compartida del negocio familiar. Es normal que accionistas que recibieron un paquete de acciones por herencia y que han tenido poca vinculación con la empresa, no encuentren la motivación para seguir vinculados con el proyecto común y se planteen vender su participación. Además, esto también supone una oportunidad para los accionistas familiares más implicados en la continuidad del negocio familiar, que podrán aumentar su participación accionarial. De esta manera, el capital que permanece en la sociedad será “capital paciente” y estará cada vez más concentrado y comprometido con la continuidad.

También puede suceder que, llegados a este punto, la falta de interés por la permanencia de algunos miembros en la empresa familiar, afecte la calidad de la unidad familiar. Si se hace bien la poda del árbol, aunque no siempre es fácil, se suelen salvar muchas relaciones familiares.

El principal escollo que se tendrá que superar en el momento de la poda del árbol familiar y de la salida de accionistas suele ser la valoración des sus acciones o participaciones. Sobre esta cuestión os hablaré detenidamente en otro artículo más adelante.

A modo de conclusión os diré que, cuando en Family Business Solutions acompañamos a familias empresarias en este proceso, vemos que aquellas que han sabido podar el árbol en la empresa familiar de forma justa salen reforzadas como empresa y como familia, aunque es cierto que, durante el proceso, que no es fácil, se suele pasar por momentos de tensión y crisis.



¿Quieres recibir noticias y consejos sobre Empresa Familiar?Suscríbete a nuestra newsletter mensual y no te pierdas las últimas novedades