Fusiones y adquisiciones, ¿por qué apostar por ellas en empresas familiares?

Los principales motivos que explican las fusiones y adquisiciones en las empresas familiares suelen estar relacionados con conseguir una mayor competitividad y con ganarle terreno en el mercado a la competencia. Lo cierto es que, si se hace bien, en este ámbito 2+2 = 5, por lo que apostar por fusionarnos con otra compañía o adquirir otra empresa puede incrementar exponencialmente el valor de nuestra compañía, convirtiéndose en una muy buena estrategia a implementar.

Crecer, aumentar el tamaño crítico del negocio, poner en marcha estrategias de integración vertical u horizontal, o aprovechar las sinergias y la complementariedad entre compañías son algunas de las razones que explican las fusiones y adquisiciones en las empresas familiares. Así mismo, como avanzaba al principio, vencer a nuestra competencia también puede hacer que nos planteemos una fusión o adquisición, ya sea para evitar que un competidor nuestro tome el control del mercado o, por razones estratégicas, para facilitarnos la entrada a un nuevo mercado antes que él.

La última razón de la que os hablaré, exclusiva de las empresas familiares, es la falta de relevo generacional. En aquellos casos en que no tenemos un sucesor que quiera y pueda continuar con el negocio familiar, plantearnos una fusión o adquisición puede ser una alternativa para dar continuidad a la compañía.

Claves de éxito de las fusiones y adquisiciones en las empresas familiares

Para que los objetivos que perseguíamos con la fusión o adquisición se cumplan, os recomiendo seguir estas directrices:

  • Llevar el proceso con discreción.
  • Aprovechar para profesionalizar la empresa familiar.
  • Debe existir capacidad de gestión para implementar el proceso de fusión.
  • En las fusiones y adquisiciones en las empresas familiares no puede haber imposiciones sobre la colocación de familiares en puestos clave.
  • El proceso debe ser liderado por una misma persona (antes, durante y después).
  • Redactar un acuerdo de socios que regule, entre otros aspectos, el sistema de gobierno, la toma de decisiones y aquellas decisiones sobre el personal directivo y no directivo.
  • Gestionar adecuadamente la comunicación interna y externa.
  • Informar de manera adecuada a través de los órganos de gobierno familiares, si existen. De esta manera se garantiza la discreción y que los resentimientos sean mínimos, algo común en negociaciones de esta magnitud y en las que hay una pérdida de control de la sociedad.
  • En algunos casos, la entrada de un tercer socio también es clave para mediar y/o para las situaciones de bloqueo.


Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Family Business Solutions.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad