¿Por qué tantas empresas familiares mueren de éxito?

Queridos amigos, según el Instituto de la Empresa Familiar, la mortalidad de las empresas familiares es muy elevada. Sólo el 33% de las empresas familiares pasan a la segunda generación, y sólo el 13% llegan a la tercera. ¿Impresionante, no?

Podríamos pensar que las principales causas de mortalidad de las empresas familiares son una mala preparación de la sucesión, la falta de liderazgo y espíritu emprendedor de la generación entrante, la falta de órganos de gobierno familia-empresa, la falta de profesionalización, la ausencia de visión compartida o tal vez el no tener establecidas en un protocolo familiar las normas básicas de relación familia-empresa.

Posiblemente estas causas explican en parte las estadísticas de las que hablaba al inicio del post. Pero ¿existe algún motivo recurrente y más simple que suela conducir al fracaso en la empresa familiar? Pues parece que sí y a priori no se trata de una causa con connotaciones negativas, se trata del Éxito.

El éxito: Causa de mortalidad de las empresas familiares

Cuando pensamos en empresas familiares que han desaparecido pero cuyo nombre y/o marcas nos vienen a todos a la cabeza y analizamos su trayectoria, vemos que en un porcentaje elevado, su historia se mide por éxitos.

Alguien se podrá preguntar “¿Y qué tiene de malo el éxito?” o también “¿por qué se puede morir de éxito en el mundo de la empresa?” La respuesta es muy simple: el éxito es una barrera para el cambio.

Muchas veces en Family Business Solutions nos encontramos con empresarios que nos dicen:

  • ¿Por qué tenemos que innovar si hasta ahora con nuestros productos de siempre no nos ha ido tan mal?
  • ¿Por qué necesitamos un Consejo de Administración?
  • ¿Por qué hemos de incorporar profesionales de fuera si los que tenemos de siempre nos funcionan bien y son fieles?
  • ¿Por qué necesitamos un plan estratégico si hasta ahora no lo hemos tenido y seguimos creciendo?

Evidentemente muchas veces cuesta convencer a los empresarios de la necesidad de cambiar cuando los resultados son positivos. No obstante, nuestro consejo es que piensen en estas empresas que también los tenían y han desaparecido.

En este cambio de época que nos toca vivir, en la que los cambios son rápidos y exponenciales, los negocios, y con más motivo los negocios familiares deben gestionarse de otra forma. Hoy las empresas que marcan la diferencia son las que se atreven a cambiar las reglas de su sector y para ello hay que organizarse, innovar, tener un plan y una visión clara y la voluntad firme de cambiar y hacer las cosas de forma diferente.

Hoy tener un buen producto, una buena marca y “éxito”, ya no es garantía de “éxito futuro”.



Deixa un comentari

Ver más

  • Responsable: Family Business Solutions.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad