Papa, ¿qué hago dirigiendo la empresa si en el fondo yo siempre quise ser …?

Queridos lectores, a menudo encontramos empresas dirigidas a disgusto por sucesores que nunca se atrevieron a manifestar su deseo de dedicarse a actividades diferentes a la de dirigir el negocio familiar.

La experiencia nos demuestra que en la mayoría de casos en los que se da esta circunstancia, la persona acaba siendo infeliz tanto a nivel profesional como a nivel personal. Además, en los puestos que llevan asociada la responsabilidad en la gestión, suele pasar que la compañía se resiente.

Dirigir el negocio familiar sin vocación

Imaginad por un momento la frustración de aquella persona que quería ser artista, biólogo, antropólogo, médico o cualquier otra profesión y que, en cambio, por “lealtad” al fundador o a la familia, consagra toda su vida a dirigir el negocio familiar sin vocación alguna. Seguro que tendremos disparidad de opiniones sobre si optar por el sacrificio personal en aras del supuesto beneficio familiar es lo correcto. Pero, a nuestro entender, las personas deben sentirse libres y tomar las decisiones sin estar condicionados por “falsas lealtades”.

En casos así, el conflicto suele aparecer tarde o temprano. Especialmente surge en momentos en los que la gestión requiere no sólo esfuerzo y trabajo, sino los dotes del emprendedor y el liderazgo que permita seguir avanzando la compañía y haciendo que esta se vaya adaptando a las necesidades de cada momento.

Antes hablábamos de insatisfacción personal, pero también añadiríamos insatisfacción colectiva. Al final otros familiares tal vez más capacitados se acaban dando cuenta de las limitaciones o falta de ilusión del principal gestor. Y, lo que es más grave, también lo perciben los empleados. Al final, esto genera desconfianza en los diferentes niveles de la organización.

Una persona desubicada profesionalmente y que por la razón que sea acaba dirigiendo el negocio, difícilmente puede dar el plus que la familia empresaria necesita para que la empresa pueda seguir creciendo con éxito.

Nuestro consejo desde Family Business Solutions es: comunicación sincera, humildad, saber entender y aceptar el rol y limitaciones de cada uno, dejar volar a los hijos y sobretodo, vigilar las decisiones de vida y trabajo fruto de las “falsas lealtades”.



Deixa un comentari

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Family Business Solutions.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad