8 errores que se cometen al elaborar un Protocolo Familiar

Si estáis iniciando ahora el proceso de desarrollar un Protocolo Familiar o si ya tenéis uno pero no ha tenido el efecto que esperábais y queréis revisarlo, os recomiendo leer atentamente la siguiente lista. En ella encontraréis los principales errores que se cometen al elaborar un Protocolo Familiar.

Recordad que, aunque el Protocolo Familiar tiene un componente legal como todo contrato privado, su éxito radica en cómo se ha gestado, si se ha alineado la estrategia empresarial y la familiar (expectativas de los firmantes) y si se utiliza como una herramienta viva en la toma de decisiones que implican familia y empresa.

8 errores a evitar al elaborar un Protocolo familiar

Los principales errores que se cometen al elaborar un Protocolo Familiar son los siguientes:

  1. No darse cuenta de que no existe una visión compartida del proyecto entre los firmantes. Sin ella la continuidad de la empresa no es posible.
  2. No tener en cuenta todas las inquietudes y expectativas de los miembros de la familia.
  3. Que en la elaboración no participen y se comprometan todas las generaciones implicadas, a partir de una cierta edad consensuada.
  4. Iniciar el proceso del Protocolo Familiar en un momento poco adecuado, cuando el grado de armonía familiar y compromiso con la empresa no son los mínimos necesarios.
  5. “Echar tierra” sobre problemas existentes y no afrontarlos durante el proceso para subsanarlos y construir sobre cimientos sólidos. Hay que gestionar los conflictos para evitar que lleguen al punto de no retorno.
  6. No alinear la estrategia empresarial con la familiar.
  7. No respetar el Protocolo Familiar y excepcionar continuamente las decisiones consensuadas y firmadas que se recogen en él.
  8. Olvidar que hay que revisar el Protocolo Familiar para actualizarlo a la realidad de la familia/empresa en cada momento.

Como ya os debéis imaginar, un Protocolo Familiar no es un pacto estándar válido para todas las familias. Es un instrumento que debe elaborarse y consensuarse con todos los miembros implicados y, con el tiempo, revisarlo y actualizarlo. O, por lo menos, así lo entendemos en Family Business Solutions para garantizar que el Protocolo familiar sea una herramienta útil que asegure la continuidad de la empresa familiar a través de las generaciones.



2 comentarios

  • juan manuel

    estoy totalmente de acuerdo, con los 7 errores, estoy inmerso en un proceso al respecto, mi duda es un protocolo revocado por una parte por intereses personales en convenencia con el tutor (abogada) asignado contra la otra parte(y no aceptado) es defendible judicialmente, exigiendo que se pongan en practica los pactos aceptados por todos y ante notario.gracias.

    • Apreciado Juan Manuel,

      En primer lugar agradecerte que sigas el blog y también este comentario.

      Con los pocos datos que me facilitas, sin tener conocimiento de vuestro protocolo, si han existido incumplimientos a los compromisos adquiridos en el mismo y si el procedimiento por el que una rama familiar lo ha revocado ha sido el correcto, es muy difícil darte una respuesta.

      En todo caso al tratarse de un contrato privado y delante de un juez, lo que tendría validez sería lo que contempla el acuerdo firmado por todas las partes, y las revisiones firmadas del mismo.

      Si precisas de una información más detallada, puedes contactar con nosotros (o con otros especialistas), y con más información te podremos asesorar adecuadamente.

      Un saludo.

      Ricard Agustín

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Family Business Solutions .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.